El 26 de marzo de 1994. Gracias a una amnistía decretada por el entonces presidente Rafael Caldera en acuerdo con sectores de la izquierda, el teniente coronel Hugo Chávez Frías, cabecilla de la intentona contra el gobierno de Carlos Andrés Pérez el 4 de febrero de 1992, sale de la cárcel de Yare, donde estuvo preso durante dos años esperando un juicio. Seguir leyendo