portuñolYo pensaba que masticando el ‘portuñol’ me iba a hacer entender en Brasilia, aquel 1998 cuando El Universal me envió para cubrir una visita oficial del presidente Rafael Caldera. El taxista que me trasladó del aeropuerto hasta el hotel más o menos comprendía mi cháchara en portugués inventado, pero me decepcioné un poco cuando me rogó que le hablara mejor en inglés. Seguir leyendo