Aznar chávez2 de febrero de 1999. Estaba todo listo para que el presidente electo, Hugo Rafael Chávez Frías, asumiera la presidencia de la República, en un acto protocolar en el Congreso Nacional. Era una ocasión única, de dimensiones históricas y políticas trascendentales, con invitados especiales de todos los países. Tras el juramento sobre una “moribunda” Constitución, el país y el mundo iban a presenciar una auténtica ruptura de Venezuela con su pasado reciente, tal vez mucho más de lo que en ese momento todos imaginábamos. Seguir leyendo