luis pineruaEl gobierno de Carlos Andrés Pérez echaba sus últimos estertores en 1993, luego de un paquetazo económico con medidas de shock, un estallido social, dos intentos de golpe de Estado y un clima social y político muy inestable. Su capital político se evaporaba cada segundo. Necesitaba un golpe de autoridad, una cara que le diera seriedad y credibilidad. Entonces nombró ministro del Interior a Luis Piñerúa Ordaz. Seguir leyendo