preguntar altarA quién en el ejercicio de la profesión no le ha pasado. Creo que a todo reportero alguna vez le ha tocado ese papel. Yo he contado en este espacio algunas de las mías. Uno hace un comentario o una pregunta impertinente que cae pesada o mueve a la risa, más por despiste o simple ignorancia que por sacar la piedra, aunque a veces sí es por joder un poco. Y mete la pata hasta el fondo. Seguir leyendo