lemontHabía que irse siempre con cuidado con ‘Marco Lemont’, el ilustrador del periódico. Igual dibujaba una genialidad con gracia, que ponía a los editores en aprietos. Nunca era suficiente hablar con él sobre el sentido de la ilustración. El final entregaba su interpretación y uno, por cuestiones de apremio periodístico, o la tomaba o la dejaba.

En su etapa de El Diario de Caracas su personaje central eran ratas, de todas las formas y tamaños, ratas políticos, ratas economistas, ratas delincuentes, carros-ratas, maletines-ratas, seres-ratas…

Fueron varias las ocasiones en que el uso del absurdo o por simple locura acompañó trabajos muy serios con un humor grotesco y desopilante, como un reportaje sobre el hundimiento del Titanic con el dibujo del barco estrechando la mano y recibiendo felicitaciones, o una entrevista con una poeta sueca que, por alguna razón todavía inexplicable, ilustró con unos pezones.

Nos reencontramos en El Universal, donde estuvo como dibujante durante un tiempo compartiendo con Rayma. En algún momento los unieron al equipo de infografía y aquello fue para él como una pesadilla. Debió aprender a manejar programas informáticos, a dibujar con el mouse, a retocar en photoshop. Al cabo de un tiempo, los volvieron a separar pero quedó dependiendo administrativamente del jefe del departamento.

Y luego nos volvimos a ver en El Nacional, donde por lo general ilustraba artículos de opinión y algunas historias. Ya su etapa “ratona” había terminado.

Hicimos una buena llave cuando, con mucho coaching, elaboró una historieta basada en crónicas de sucesos. Fueron un éxito. Pero, como siempre, había que estar muy cuidadosos con su particular arte.

En una de esas historias, había una escena en que un grupo comando asalta un blindado. Intercambian disparos y a uno de los vigilantes le alcanza un protectil en un gluteo. Al ‘Lemont’ le pareció el detalle muy curioso y se esmeró en retrartarlo.

Cerca de la hora de cierre de página me entregó el arte final. Realmente elaboró una historieta con maestría, que ocupaba media página standard, de tonos dark y dibujos angulosos, a lo Dick Tracy. El detalle -siempre había un detalle- era que la escena del tiro en la nalga era realmente una caricatura que desencajaba del todo con el resto del relato. ‘Lemont’ se reía.

– ¿No te gusta, “chamo Nays” (así me decía siempre)? — me preguntaba.

– No, amigo, lo que pasa es que le resta seriedad a la historia y se estropea toda la tira que has hecho. Además el tipo tiene el aspecto de Homero Simpson cuando le pasa algo (con los ojos desorbitados y la lengua afuera). ¿Podemos eliminar eso?

No le gustó la edición pero finalmente, por instrucción del propio editor adjunto, accedió a retirar esa parte.

Más adelante supe de otros -pocos- episodios parecidos, con columnistas y periodistas.

Le montamos un blog para la página web que tenía unos cuantos seguidores, pero ya no continúa.

Todo un personaje, ‘Lemont’.

5 thoughts on “Las ocurrencias de ‘Marco Lemont’

  1. Yo tengo un comentario sobre el personaje, gran amigo, mejor persona. Siempre recordaré en El Diario de Caracas una nota, normalita ella, poco después del golpe del 27N-92, en la que el Departamento de Estado de Estados Unidos afirmaba que no toleraría un golpe de Estado en Venezuela. La ilustración del personaje fue un mapita de Venezuela con ojos de mujer, una cachuchita militar y un cinturón de castidad a la altura del estado Amazonas, y al lado, un Tío Sam con una cara de arrechera increíble y una erección en el pantalón a lo John Holmes. Por supuesto, el carajo, al día siguiente, se salvó de vaina de que lo botaran. Y es que siempre fue un gran tipo, pero tiene muy pocos límites, por no decir ninguno.

  2. Lo que no entiendo “chamo Nays” es porqué no le dices su nombre… Como dice Pedro, gran dibujante y mejor persona y todo un personaje ahora con su cosa de capturar ovnis en los cielos de Caracas… Y es verdad, sus caricaturas no tienen límites… jejejeje. (Y a mi me decía, “chamo ballenita” y todavía no entiendo porqué ;p, jejejeje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>