jueguitosMientras esperaba que ‘Pablo López’, el jefe de Información, le regresara el texto original de su noticia para terminar de hacerle algunos ajustes, ‘Juliana Chávez’ se entrenía con un jueguito de solitario en el monitor de su computadora.

Algunos en la redacción lo vieron entrar sigiloso, pero la mayoría de los reporteros estábamos en pleno afán por escribir nuestras informaciones y no nos dimos cuenta de que Andrés Mata, el director del periódico, había entrado a la sala y caminaba entre los puestos.

En eso, se detuvo justo en el sitio de ‘Juliana’ y, con las manos cruzadas atrás, ligeramente inclinado hacia adelante, se quedó viendo el monitor, silencioso.

– ¡Yo creo que esa carta es mejor no ponerla ahí! — recomendó con su acento nasal gringo a la reportera que, sorprendida por la presencia del director detrás de ella, enmudeció al mismo tiempo que los colores se le subían a la cara.

Mata sonrió, cruzó dos o tres palabras simpaticonas y continuó su camino hasta dar con ‘López’ para conversar un rato.

El hecho curioso no hubiese pasado de una mera anécdota. Pero al día siguiente, cuando todos llegamos a nuestros puestos y encendimos nuestras computadoras nos dimos cuenta de que habían eliminado los programas de juegos.

No quiero ni imaginar si en ese tiempo hubiese existido Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>