En El Diario de Caracas (1991-1992) trabajé bajo contrato colectivo. Unas discusiones larguísimas y extenuantes entre 1BC y el sindicato, donde estuvo Vladimir Villegas y luego Felipe Saldivia, terminaban por arañar algúnos pocos beneficios. Así generalmente eran estas cosas en EDC. En El Universal (1993-2000) fui un período delegado sindical junto con Alfredo Carquez. También trabajé bajo contrato colectivo hasta que un año aquello se acabó y se pasó por un tiempo a la figura del “paquete”. Después regresó la convención colectiva.

A El Nacional (2001-2010) llegué como personal de confianza, (coordinador de Información) y por lo tanto fueron negociaciones particulares, con evaluaciones. Creo que se mantiene ese esquema.

Pero lo insólito fue cuando salí del circuito de grandes medios a empresas más pequeñas.

En el proceso de entrar en una de esas, me dijeron que debía hablar con el empresario mayoritario para definir todo lo económico. Cuando llegué, y luego de una breve y cordial conversación de introducción, el hombre me pregunta:

– Bueno ¿y cuántas acciones quieres tú?

–¿Quéee? ¿Acciones? No, yo no quiero acciones. ¡Yo quiero cestatickets!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>